• Nuestra Promesa

    Se puede degustar la alta calidad de jamón ibérico y embutidos ibéricos.

  • Jamón Ibérico

    Nuestro jamón es producido con gran cuidado y en un largo proceso de curado.

  • La Dehesa

    La extraordinaria calidad de nuestro jamón ibérico proviene de la alimentación, la raza y la dehesa.

Malavé Moreno basa su éxito y desarrollo como empresa en el sostenido reconocimiento de la calidad de sus jamones y derivados del cerdo ibérico de bellota.

El éxito, el colocarse en una posición de referencia y sobretodo permanecer allí a lo largo del tiempo, es una labor sumamente difícil. Es un reto que demanda sacrifico, dedicación y una gran exigencia sobre lo que se produce. Por ello, Malavé; Moreno ha considerado importante mantenerse dentro de un volumen de producción limitado, que le permita prestar la correcta atención y dedicación a cada pieza producida, desde su origen en el campo hasta la mesa del consumidor final.
Pendiente de la normativa vigente y al día en avances tecnológicos ligados a la producción y la sanidad, Malavé Moreno se ha mantenido alejado de la producción industrial a escalas mayores, preservando por el contrario las técnicas y criterios de producción tradicional, que le otorgan desde sus inicios el carácter familiar y artesanal.



Aroma intenso y muy agradable, con recuerdo a bellota. Juego de tonalidades a la vista. Grasa infiltrada, blanca, suave, abundante y fluida, que aporta textura.

Magro jugoso. Humedad equilibrada. Sabor exquisito, salado, con un sutil toque de dulzor que acompaña para conjugar una sensación única.
Malavé Moreno entiende que la calidad es producto de varios factores: raza, crianza, entorno natural, alimentación y elaboración artesanal. Todos influyen, todos son importantes para conseguir un producto único y exquisito.
Los exigentes parámetros de calidad que Malavé Moreno ha establecido para sus productos están por encima de los niveles exigidos por los organismos reguladores del jamón ibérico de bellota, y son controlados, auditados y certificados por entidades acreditas.



El Cerdo Ibérico, comúnmente llamado Pata Negra, se caracteriza por las infiltraciones de grasas insaturadas que tiene en sus músculos.

El Cerdo Ibérico, comúnmente llamado Pata Negra, se caracteriza por las infiltraciones de grasas insaturadas que tiene en sus músculos. Esto hace que sea una carne jugosa y que se deshaga en la boca. Su alimentación está basada en hierbas, cereales, pero principalmente de bellotas que les regala nuestra dehesa andaluza, también conocidas como Montaneras.
Dependiendo de la alimentación obtendremos una materia prima u otra. De los cerdos que están alimentados de cereales obtendremos una materia prima conocida como Pienso. De los cerdos que están alimentados con bellota y además disfruten de una total libertad en las dehesas se obtendrá la materia prima conocida como Bellota, siendo ésta la de más alta calidad. Entre estas dos calidades se sitúa otra conocida como Recebo, que la dan aquellos cerdos que por su edad u otras razones no han podido aprovechar la montanera en su totalidad, pero si han disfrutado de una total libertad en las dehesas, por lo que su alimentación se ha basado en hierbas, pastos y cereales.