undefined

El jamón ibérico es uno de los pilares en los que se asienta la dieta mediterránea. Elaborado a partir del cerdo ibérico, nuestros productos se caracterizan por su elaboración artesanal tras la que se obtiene un producto de categoría gourmet. Este producto exquisito de inconfundible aroma y sabor es fácil de conservar, pero una vez hayas adquirido alguno de nuestros productos ibéricos debes seguir unas pautas de conservación muy sencillas que te garantizarán poder disfrutar del producto con la misma calidad y sabor que el primer día.

En primer lugar debes saber que estos consejos, aunque sencillos, son importantes porque mantener los productos ibéricos en unas condiciones óptimas, es sinónimo de que su calidad permanecerá inalterada.

Al contrario que los envasados, los productos como el jamón o la paleta ibérica de bellota es importante que se almacenen en un lugar fresco y seco. Además, si el producto ha empezado a consumirse, el lugar ideal es el jamonero, en este caso lo recomendado es una vez partido el jamón o la paleta ibérica colocar sobre la zona de corte un trozo del propio tocino del jamón y un paño de cocina. Esto contribuirá a que la pieza ibérica conserve todas sus propiedades.

Mientras que si quieres reservar el jamón o la paleta para una ocasión especial, debes mantenerla colgada en la alacena o la despensa. Es importante que la luz del sol no incida directamente sobre los productos. En cuanto a la temperatura, el jamón y la paleta ibéricas deben mantenerse al resguardo del frío extremo o del calor intenso, lo idóneo es que se mantengan entre los 3 y los 25 grados centígrados. Los ibéricos podrás conservarlos en tu despensa de esta forma hasta un año, preservando todas sus propiedades y garantizando una calidad excelente.

Debes ser cuidadoso con los ibéricos y cortar únicamente lo que vayas a consumir en cada ocasión, ya que el jamón una vez cortado se puede oxidar y perder sus propiedades. Por ello, si te sobra una buena forma de conservarlo es envolverlo con papel de cocina transparente. Así impedirás su contacto con el aire y evitarás que se oxide y pierda su aroma y sabor.

Nuestros productos ibéricos son de una calidad suprema, por lo que si quieres disfrutar de ellos en todo su esplendor debes seguir estos sencillos consejos que ayudarán a conservar los jamones y paletas ibéricas de bellota en unas condiciones ideales.